7 Pasos para tener ÉXITO en el Nuevo Año

planning-and-calendar

Las estadísticas nos han demostrado año tras año que el 92% de las personas que comienzan el año con alguna resolución, no llegan a alcanzar ninguna al finalizar el mismo. Ese mismo estudio reflejó que interesantemente de ese 92% que no lo logran, ya se han dado por vencido el 80% para el mes de febrero.

Otra cifra alarmante es que el 95% de las personas que se matriculan en un gimnasio como “resolución” para poder bajar de peso, en menos de dos semanas jamás vuelven.

Al leer estas cifras y otros estudios que han realizado sobre este fenómeno, nos dimos a la tarea de encontrar la raíz del ¿por qué? tantas personas año tras año hacen lo mismo y lamentablemente teniendo los mismos resultados no deseados, poniendo al mando de sus vidas la frustración, el desasosiego y la desesperanza.

La Real Academia Española define la palabra resolución como la “acción y efecto de resolver o resolverse; decreto, providencia, auto o fallo de autoridad gubernativa o judicial”.

Teniendo eso en perspectiva vamos a disectar esa palabra. La mismo comienza con “re” que significan la “acción y efecto de disolver; efecto de resolver una duda, dificultad o problema; desenlace o término de un proceso”.

Entonces nos preguntamos ¿quién está de ánimo de resolver, diseñar una dificultad o un problema?, casi nadie, porque eso conlleva trabajo, esfuerzo y dedicación, y eso en estos días es visto como “mucho trabajo”, ya que desean una píldora mágica que lo resuelva.

Lamentablemente lo que hacemos en la inmensa mayoría del tiempo es evitarlos y distanciarnos de ellos. Así que ya vamos comprendiendo un poco el porque ese porcentaje tan alto de personas no obtienen el resultado que desean.

Por otro lado le añadimos que ya se ha comprobado que todo lo que nos decimos tiene un efecto directo en nuestra composición molecular, por ende, es lo que se manifiesta en nuestras vidas.

Es por esto que a continuación les presentamos algunas herramientas sencillas y prácticas que han sido muy efectivas para cientos de personas. Con paciencia y consistencia, estas herramientas les ayudarán a alcanzar esas nuevas metas tan deseadas para este nuevo año.

1. ¿Cuáles son tus Intenciones? Comenzaremos ajustando el nombre que le damos a esas metas, que de ahora en adelante la hemos bautizado como “intensiones” o “aspiraciones”.

Este nuevo significado tiene como connotación que serán esfuerzos y acciones con propósito, con una razón de ser clara, y que no son cosas que no solo anhelamos, sino que estamos dispuestos a hacer lo necesario para alcanzarlas.

Así que te invitamos a que escojan cuáles serán esas tres intenciones. La primera debe de ir atada al aspecto profesional, la segunda relacionada a algo personal (puede ser que deseas aprender a pintar, a hacer yoga, o simplemente a coger clases de Salsa) y la última debe de estar relacionada a dar de ti a otros, en cualquier manifestación que te brinde satisfacción.

2. ¿Para cuándo? Esta es una pregunta difícil de responder, ya que muchas de las frustraciones que nacen en nosotros es justo cuando no logramos alcanzar la meta deseada en el tiempo no ajustado a la realidad que nos hemos auto impuesto.

Una de las ventajas de hacer esto es que el ponerle una fecha a las intenciones, incrementa la probabilidad de que las mismas se logren.

Pero esto no es simplemente decir quiero hacer esto para tal fecha, sino, conlleva un análisis real de tu parte y estar atento a las circunstancias reales en ese momento y en las que entiendas tu estarás durante el proceso.

Aquí las sugerencias en este renglón.

• Sea lo más específico posible, piense si la fecha que está poniendo es una alcanzable.

• Analice si para esa fecha tendrás todos los elementos que necesitas para lograr llegar ala meta.

• Haz una selección simple de alguien de confianza que te ayude a darle seguimiento estratégico, por ejemplo, es esa persona que te ayudará a recordarte lo importante que esto es para ti. 

3. Visualización ¿En dónde tienes tus intenciones? ¿están escritas o aún están en tu mente? ¿en qué lugar visualmente las tienes ubicadas como recordatorio?

El poner las intenciones en un papel físicamente amplifica la atención que brindamos a las mismas todos los días, nos ayuda a mantener nuestro enfoque en ellas y nos brinda una herramienta para no olvidarlas, como le pasa a la mayoría de las personas.

4. ¿Cuál es el Plan de Acción? Ya identificaste las tres intenciones que deseas, le pusiste un tiempo adecuado para cumplir con lo deseado, las materializasteis sacándolas de la mente y las pusiste en un papel, y ahora viene una de las partes más importantes ¿qué pasos debo de hacer para alcanzarlas?.

Este último es el paso más difícil de hacer consistentemente y por ende el eslabón más importante que se rompe. Al crear un Plan de Acción idealmente uno debe de tener los siguientes elementos en consideración:

• Haga un tabla (Excel o en papel regular) en donde pueda hacer varias columnas

• La primera columna debe de contener la intensión, luego la fecha de comienzo y una cumplimiento

• En otra columna ponga las tres acciones que debe de realizar para llegar a lograrla (ej. caminar 30 min diariamente)

• Incluya una columna de progreso, en donde pondrás por ejemplo cada vez que haga algo diferente y le funcione (ej. las millas que logró y que canción lo ayudó), en fin, todas esas pequeñas victorias que alcance.

5. ¿Cuál será la metodología para medir el progreso? Al tener el Plan de Acción, una de las cosas que resulta beneficioso es atar esas acciones a un sistema de medición o en otras palabras, qué, cómo o quién te ayudará a darle seguimiento a las mismas.

Nuestra sugerencia es que busque a un amigo, familiar, mentor o un “Life o Business Coach” en el que confíes y le tengas respeto, quien fungirá como un recordatorio saludable para que sea otra fuente de ayuda.

Al escoger a esa persona o sistema de ayuda, sea específico, de unas instrucciones claras y precisas de lo que necesitas de la otra personas, cómo deseas que sea la comunicación y cuán frecuente debería de ser el seguimiento.

Recuerda periódicamente revisar el Plan de Acción y verificar si te está funcionando o si se necesitan hacer ajustes al mismo. Otra alternativa es bajar una aplicación al celular o a la computadora que te pueda ayudar en este proceso.

Al hacer alguna de estas sugerencias estás poniendo en tu vida nuevas herramientas que te ayudarán a enfocarte en lo importante, identificar mejor las distracciones, visualizar mas claramente los logros alcanzados, pero sobre todo que veas que te estás moviendo y no estás estancado.

6. ¿Sacaste espacio para el fracaso y la frustración? Si, asé es, tanto el fracaso como las frustraciones son parte del proceso y muy importantes.

Son nuestros mejores maestros, ya que tienen la capacidad de ayudarnos a comprender que nuestra mente es un ente vivo, que evoluciona y que no tiene límites, mas allá de lo que nos creemos que tenemos.

Recuerda que los escenarios cambian diariamente, así que tal si establecemos un Plan B, ya que todo es posible aunque lo hayamos planificado. A su vez, es importante reconocer que la frustración es una sentimiento genuino que no debe de ser ignorado, pero no debe de mantenerse mas de lo necesario.

El no estar consciente de que está ese sentimiento presente y el no reconocerlo lo que hará que le de el espacio al mismo para que se apodere de la mente, se mantenga al control de la vida en general, y nos adentremos en los caminos de la depresión.

Seamos flexible con nosotros mismos. No nos auto castiguemos por cosas que no podemos controlar y mucho menos por fracasar.

Aprendamos de ese proceso, ya que fracasar nos da nuevas oportunidades de no solo ver cosas que antes no veíamos, sino que nos permite experimentar con circunstancias nuevas y mágicas, que aumentará las probabilidades de llegar a la meta.

7. ¿Cuál será la recompensa? No he conocido a una persona que no le guste recibir regalos, sorpresas (en su inmensa mayoría) o celebrar algo, ya que eso nos llena el alma y pone las endorfinas a brincar de la alegría.

De hecho es muy importante que al escoger esa recompensa que te darás a ti mismo, la misma sea una significativa, que no sea fácil de obtener y que tenga un valor para tu persona.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s